Startseite | Kontakt | Sitemap | Letzte Änderung   

Introducción

Hinführung Archiv English Español Français Links
Introducción Archivo


Cuando nos acercamos al profeta Elías, chocamos con una vocación sorprendente. En los cantos de la iglesia ortodoxa resuena el título glorioso „fundamento de los profetas“. ¿Quién es este Elías y cuál es su misión?

Testimonio de la Sagrada Escritura,

antiguo testamento

El profeta Elías guía al pueblo de Dios a reconocer nuevamente a Dios, vence a la idolatría creciente en Israel y se encarga de desenmascarar a los falsos profetas. ¡No teme corregir al rey Ajab en su gobierno o a su seguidor Ocozías! Mediante su oración „cierra el cielo“ y resucita a un joven muerto. Como todos los profetas sufre la persecución. El que es llamado „carros y caballería de Israel“ no sufre una muerte normal , sino que - según la narración bíblica – sube al cielo. Tras el pedido de su alumno y seguidor Eliseo, dos tercios de su espíritu pasan a éste. ( ver 1. Reyes 17, 18-19; 2. Reyes Cap. 1 y 2).

Las obras de Eliseo muestran claramente la presencia del espíritu del profeta Elías. Cuando Eliseo muere, Joás, el rey de Israel, lo llama; al igual que una vez Eliseo a Elías: „¡Padre mío, Padre mío! ¡Carros y caballería de Israel!“. (2. Reyes 13,14)

Durante el transcurso siguiente la Sagrada Escritura no nombra a nadie que entre en este seguimiento y sobre el que venga „el espíritu de Elías y Eliseo“. Así se pierde la huella bíbica de Elías...

Expectativas de hoy en día

Con la persona de Elías hasta hoy se unen grandes expectativas. No pocos del pueblo de los judíos creyentes suponen que Elías volverá y traerá consigo al Mesías largamente esperado. Aunque en el transcurso del tiempo se habrán cambiado tanto las expectativas del Mesías como las ideas de una reaparición del profeta Elías; todavía existen muchos judíos que sostienen la versión originaria que „Elías vendrá y restablecerá todo“ y que Elías „fue designado para censurar los tiempos futuros, para aplacar la ira antes de que estalle, para reconciliar a los padres con los hijos, y restablecer las tribus de Jacob.“ (Ver Malaquías 3,23 y Eclesiástico 48,10)

Lo viva que es esta idea, nos muestra la celebración judía del sábado, que no termina sin que se le recuerda a Elías. Incluso se coloca un vaso propio para él en la mesa. Pero no sólo durante el sábado el recuerdo de Elías es mantenido en alto. En Jerusalén pude vivir un ejemplo muy elocuente de una viva expectativa actual de Elías: Un sábado, hace varios años, estuve mirando desde un lugar alto sobre la muralla de las lamentaciones para presenciar a los judíos en oración, cuando escuché a dos soldados israelíes conversar entre sí. Evidentemente hablaban sobre la situación política aún insoluta en tierra santa. Claramente entendí como uno de los soldados le dijo al otro: „Éso recién cambiará, cuando venga Elías“.

También me es inolvidable el encuentro con una comerciante judía en el barrio de los judíos en Jerusalén. Cuando le fui presentado y oyó mi nombre (Elías), me miró y solo dijo: „cuando Elías venga, necesitará una gran (¿infinita?) misericordia.“

En el año de 1994 visité un lugar santo no lejos de Damasco. Se dice que desde allí el profeta fue llevado al cielo. „Tu fuiste llevado al cielo en la tormenta de llamas y en masas de fuego ascendiste“ (según 2. Re 2,11). Me fue mostrada la huella de una pata de caballo en la roca.


Sea como sea, es un lugar al que vienen musulmanes y cristianos para orar. Sin duda el profeta Elías es una persona que tanto por judíos, por musulmanes como por cristianos es muy estimada. Los musulmanes cuentan leyendas tejidas alrededor de la persona de Elías: Él, el „siempre verde“, aparece repentinamente de tanto en tanto, presta ayuda y luego vuelve a desaparecer.

En la tradición cristiana conocemos la veneración del profeta Elías principalmente donde los cristianos orientales. El día de su fiesta (20 de julio y otras fechas), el „fundamento de los profetas, el santísimo Elías“ es aclamado con cantos.

Pero también está hospedado en la iglesia romana-católica. Así, por ejemplo el orden de las carmelitas lo considera su padre espiritual, y algunos anacoretas veían en él un ejemplo.

Cuanto más nos ocupamos con el Elías bíblico, más puertas se nos abren.

Obviamente habría mucho más que decir sobre Elías, y hago referencia a la amplia literatura que se puede encontrar sobre este profeta.

Nuevo testamento

Si miramos ahora el nuevo testamento, nos topamos tanto con la misión de Elías como con la persona transfigurada del profeta. A través del testimonio de la nueva alianza entendemos que la persona del profeta Elías y su misión no son idénticos entre sí. En el evangelio de Lucas la profecía sobre la venida de Juan el Bautista, en el verso 17 del 1. capitulo, nos dice: „E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos y a los rebelders a la prudencia de los justos, para preparar al señor un pueblo bien dispuesto.“

Mateo cap. 17, vers. 10-13 nos da el siguiente indicio:

Sus discípulos le preguntaron: „¿Por qué, pues dicen los escribas que Elías debe venir primero?“ Respondió él: „Ciertamente, Elías ha de venir a restaurarlo todo. Os digo, sin embargo: Elías vino ya, pero no le reconocieron sino que hiceron con él cuanto quisieron. Así también el Hijo del hombre tendrá que padecer de parte de ellos.“ Entonces los discípulos entendieron que se refería a Juan el Bautista.

Poco antes, Pedro, Juan y Santiago pudieron mirar a Jesús en el monte Tabor en una luz transfigurada. (ver Mt. 17, 1-9).

La pronunciación de Jesús sobre Juan el Bautista es muy clara. Juan el Bautista no es idéntico con la persona de Elías, que fue llevado a Dios y del cual los judíos creyentes en tiempos de Jesús esperaban que retornase en el fin de los días. La idea existente en algunos círculos esotéricos, de que la persona de Juan el Bautista es una reencarnación de Elías que vino a la tierra, no es sostenible.
¡La idea de la reencarnación no está hospedada en las religiones monoteístas! Pero se entiende que Juan el Bautista sirvió a la misión de Elías; o, expresado de otra manera, que tomó parte de esta misión; que la llevó adelante.

Se nos hace más claro cuando vemos que la misión de Elija no tiene su origen en la fuerza de la propia persona. La verdadera misión siempre es dada por Dios y es la manifestación de Él en el ser y el actuar del profeta. Así el profeta Elías es un precursor, un preparador del camino y una indicación a la venida de Dios en su hijo Jesús, el mesías de Israel y de los pueblos. La misión de Elías se densifica con la venida de Juan el Bautista, pues a él le es confiada la tarea de no sólo preformar la venida del mesías, sino de preparar imminentemente su llegada. Él puede mirar al mesías y, en la gracia de Dios, reconocer y confesarse a èl como tal. (Jn. 1, 29-32)

Elementos de la misión de Elías

Un elemento decisivo de la misión de Elías fue de volver a guiar al pueblo hacia Dios y de exhortar a una decisión por Èl. Aquí ya en la persona de Elías se cumple simbólicamente este „volver a restaurarlo todo“ (ver arriba). Solamente en el orden correcto de Dios el pueblo puede ir el camino de la fe y alcanzar su meta. Si el pueblo practica la idolatría y escucha a los falsos profetas se desorienta y pierde su identidad más profunda. Como vemos, en el monte Horeb Elías „vuelve a restaurar“ simbólicamente el orden y Dios reafirma su misión.

También en la misión de Juan el Bautista reconocemos la restauración del orden divino y la reconciliación con Dios. Él predica la conversión a Dios y bautiza para el perdón de los pecados, con el fin de que los judíos se reconcilien nuevamente con Dios. Nada separa al hombre tanto de Dios como el pecado y cada reconciliación verdadera debe comenzar con el reconocimiento de la verdad y con el perdón. Como precursor imminente san Juan sabía que la „restauración“ verdadera y duradera vendría a través de Dios mismo y de su mesías. Todos los que actuaban en la fuerza de Elías preparaban la venida del señor. Todos sus actos, sus palabras y su vida entera trazaban una presencia aún oculta del mesías, el cuál, después de la venida de Juan el Bautista, entra en la luz de la historia. Ahora es el mesías, el hijo de Dios mismo, que a través de su muerte en la cruz y de su resurrección, reconcilia a la humanidad con Dios y „vuelve a restaurarlo todo“. Ésto nos cuenta la proclamación de la iglesia y el testimonio de la Sagrada Escritura.

La misión de Elías hoy en día

¿Ha llegado la misión de Elías con ésto a su fin? ¿Existe todavía un espacio para la misión de Elías o está éste ya totalmente ocupado por la iglesia, la cual, bajo el encargo del señor, quiere quiar a los pueblos a la fe?

Miremos a la venida de Jesús en el fin de los tiempos. Ésta está predicha por Jesús mismo y la iglesia se sostiene a ella, por ejemplo en la oración diaria durante la santa misa: „anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ¡ven señor Jesús!“. Una misión de Elías de hoy en día no puede pues regresar al tiempo antes de la venida del mesías, que ya ha acontecido. Ya el „segundo precursor de la venida de Cristo“ - Juan el Bautista – ha reconocido y se ha confesado a Jesuscristo como el mesías. Así, en la misión de Elías nunca podrá ser negada la ya acontecida venida del hijo de Dios y del hombre en su dimensión universal. Por eso no puede ser proclamado otro mesías que Jesucristo. También la verdad de la iglesia, la cual es el Cristo viviente y el comienzo del reino de Dios, nunca puede ser apagada por parte de una misión de Elías de hoy en día.


¿En qué, pues, puede consistir una „misión de Elías“ de hoy en día y en qué relación está con la proclamación de la iglesia?

La misión de Elías de hoy en día está en imminente relación con la próxima preparación de la venida de Cristo. Estará llena de una „intranquilidad sana“. Confiando en la bondad infinita del padre celestial y penetrada por un amor profundo a él, la misión de Elías preguntará por la relación de los cristianos con Dios y por el estado del mundo. ¿Están los fieles preparados para la segunda venida de Jesús? ¿Cuán profunda es su fe? ¿Han aceptado los pueblos ya la salvación en Cristo? ¿Cómo se puede ayudar a los pueblos a encontrar a Cristo y a profundizar su fe? ¿Qué heridas deben ser curadas y qué cegueras ser disueltas? La misión de Elías de hoy en día será universal y pondrá sus ojos en todos los pueblos, de manera especial en el „primer amor de Dios“, el pueblo de Israel. Todos los elementos de la misión de Elías que conocemos hasta ahora estarán presentes y ésta vez se expanderán sobre todo el mundo. La resistencia frente a los „reyes de hoy en día“, si éstos menosprecian los mandatos de Dios y dan un trato injusto a los pueblos, tiene la misma necesidad que en tiempos de Elías, de Eliseo o de Juan el Bautista. Ídolos modernos deberán ser desenmascarados en la luz del „discernimiento de espíritus“. La misión de Elías pondrá un ojo especial sobre el actuar y la identificación del anticristo y del „espíritu anticristiano“, el cual, según el testimonio del nuevo testamento, precederá la venida de Jesús.

La misión de Elías pertenece en su naturaleza a la iglesia, y, al mismo tiempo, estará puesta de cara a cara con ella. Éso se puede concluir de su dimensión profética. Se lo puede expresar de la siguiente manera: En el núcleo de la proclamación se podrá encontrar la verdad de la enseñanza eclesial – bíblica, puesto que la „dimensión profética“ no puede encontrarse en una contradicción básica con la „dimensión jerárquica“ de la iglesia. Al mismo tiempo la misión le está confiada imminentemente por Dios y se dirige a la iglesia y a la humanidad. Talvez una comparación ayudará para aclarar ésto: cuando observamos las verdaderas apariciones de la santa madre de Dios, reconocemos este elementeo profético. Nada de lo que la madre del señor enseña, da o pide, está en contradicción con la enseñanza de la iglesia. Ella cumple su encargo según la imminente instrucción de Dios y se dirige como „madre de la iglesia“ a la iglesia y a la humanidad. De manera semejante se trata con la misión de Elías al fin de los tiempos, sólo que aquí no hablamos de una aparición, sino que los portadores de tal misión son humanos débiles y falibles. Una nueva actualización y compactación de la misión de Elías llama la atención de la iglesia y del mundo a la aproximación de la venida de Cristo y recibe de allí se dinámica.

Servicio a la misión de Elías

¿Qué unión veo para mí mismo con la misión de Elías?

Desde aprox. el año de 1985 llevo el nombre de Elías y desde entonces me ocupo también con su persona y su misión. En mi vida descubro cómo Dios me ha guiado maravillosamente, especialmente desde mi conversión en el año de 1977. Desde este tiempo el señor me guía por un camino intensivo. Sobre este camino estuvo la fundación de la comunidad Agnus Dei (1980, Alemania), la cual actualmente está activa en Europa, Asia, África y América. Esta comunidad se caracteriza especialmente por un intensivo camino espiritual con la respectiva contemplación. También un apostolado fructífero y el servicio a los pobres entraron al camino de la comunidad. Otra fundación, la „obra de Jemael“ (1994, Suiza), una red de contactos para la fomentación de una „cultura del amor“, permite a personas unirse a una gran familia espiritual abierta a Dios, que desea realizar obras caritativas. Desde el año 2008 existe „Balta Lelija“, una iniciativa espiritual – intelectual para la resistencia contra el creciente „espíritu anticristiano“ que amenaza a creyentes y a la humanidad.

Cuando contemplo este actuar de Dios y miro sobre mi servicio a una intensiva proclamación y profundización de la fe; entonces descubro en mi vida – a pesar de todas las debilidades y limitaciones - elementos de esta vocación de Elías; especialmente con respecto a la venida del señor. Cuán fuertes sean éstos y cómo se seguirán desenvolviendo, lo dejo al juicio y a la guía de Dios. En todo caso me veo llamado a servir a esta misión de Elías.

Página web "misión de Elías"

Así me he decidido de abrir esta página web para compartir con otras personas cómo Dios me ha guiado, pues las obras de Dios no deben permanecer ocultas. Ya desde un tiempo siento el impulso de escribir un diario espiritual – apostólico, pero hasta el momento sólo lo he hecho muy irregularmente. Esta nueva página está en relación tanto con las otras páginas web sobre la comunidad Agnus Dei, sobre la obra de Jemael y Balta-Lelija, como con el espacio de audio y las cortas conferencias en www.youtube.com; contraseña: jemaelvoice. Pero tendrá un carácter personal.

Sea el proyecto en ese sentido entregado a Dios, nuestro padre, y a la intercesión de María; pues todo ésto debe servir a su glorificación y ser útil para los humanos. Así que pido a los lectores de mis informes y reflexiones, y a todos los que toman parte de esta misión, por su oración. A su vez también yo incluiré a todos en mis oraciones.

Elija, 25 de marzo, fiesta de la anunciación del señor, Lituania.

atras


En las siguientes páginas puede recoger mayor información:

Balta Lelija - español Iniciativa de resistencia espiritual contra corrientes anticristianas.

Jemael-international e.V. - español La obra de Jemael es una red de cooperación entre personas de buena voluntad para la construcción de una cultura del amor.

Comunidad Agnus Dei - español Desde el año de 1980 existe la comunidad Agnus Dei. Actualmente cuenta con fundaciones en Europa, Asia, África y América.

Haus Samaria - español La casa "Samaría" es un hogar para chicas y mujeres en conflictos de embarazo. En ella se aconseja para la vida. También mujeres luego del aborto pueden recurrir a ayuda.

Conferencias - español Aquí se encuentran discursos sobre temas generales y actuales, instrucción espiritual, comentarios sobre la Sagrada Escritura, música; entre otros; bien para escuchar directamente o bien para bajar.